EN CUENTA REGRESIVA PEDIDO DE DETENCIÓN DE REPRESENTANTES DE SOCIAS PERUANAS DE ODEBRECHT

Este domingo 3, el juez Concepción resolverá el pedido de la Fiscalía por pagos de sobornos de Interoceánica. Figura financiera se habría repetido en caso del Tren Eléctrico
Graña y Montero, JJC Contratistas Generales e ICCGSA integran con Odebrecht el consorcio Conirsa. Foto: Caretas.
 

Por Convoca

Publicado el 1 de diciembre de 2017

 

El Ministerio Público solicitó la prisión preventiva por 18 meses de cinco representantes de Graña y Montero, JJC Contratistas Generales e ICCGSA, constructoras socias de Odebrecht en la concesión de los tramos 2 y 3 de la carretera Interoceánica Sur.

El juez Richard Concepción Carhuancho será el encargado de resolver el pedido del Equipo Especial de la fiscalía este domingo 3 de diciembre desde las 9 y 30 de la mañana. El magistrado definirá la situación jurídica de José Alejandro Graña Miró Quesada, Hernando Graña Acuña, Gonzalo Ferraro Rey, Fernando Camet Piccone y Fernando Castillo Dibós, investigados por colusión y lavado de activos.

"Las personas tuvieron conocimiento, aceptaron el acuerdo para la asignación irregular de la obra Interoceánica y tuvieron competencia por el pago de coimas", señaló ayer el fiscal anticorrupción Sergio Jiménez Niño, del grupo de trabajo liderado por Hamilton Castro, cuando se anunció la formalización de la investigación preparatoria.

Por su parte, el fiscal Javier López Romaní, miembro del mismo equipo, explicó que la decisión del Ministerio Público no se sustentaba solo en el testimonio de un colaborador. "[También] ha sido importante la corroboración a través de pericias, declaraciones y diligencias para recabar información y verificar documentación contable, económica y financiera [de estas empresas]", agregó. 

 

El juez Concepción Carhuancho decidirá si ordena o no la detención de los ejecutivos. Foto: Poder Judicial.

La hipotésis fiscal apunta que las personas investigadas habrían tenido conocimiento y participación en el soborno pagado a Alejandro Toledo por 20 millones de dólares para la adjudicación de la megaobra vial. Las integrantes del consorcio Conirsa habrían reembolsado a Odebrecht esta coima a través de la figura de reconocimiento de “riesgos adicionales” por un monto aproximado de 15 millones de dólares.

 

Los “riesgos adicionales”

De hecho, esta es una figura financiera que ya había sido descubierta en julio de este año por la revista Piaui de Brasil. Y no solo habría sido utilizada para la obra Interoceánica Sur, como supone la fiscalía, sino además para el tramo 1 del Metro de Lima.

En un documento publicado por dicho medio, titulado “Acuerdo de distribución de resultados del consorcio Tren Eléctrico”, se puede leer que Graña y Montero “reconoce que Constructora Norberto Odebrecht SA Sucursal del Perú ha asumido riesgos adicionales a los que le correspondían por su participación en el consorcio, en la ejecución de las obras de construcción encargadas al consorcio [sic]”.

Por ello, ya que que el rol de Odebrecht “ha sido determinante en la obtención de los resultados del consorcio, asumiendo inclusive riesgos adicionales, corresponde que reciba un mayor porcentaje al de su participación de los resultados (…) al 31 de diciembre de 2011”, señala el acuerdo.

 

 

La figura de reconocimiento de riesgos adicionales a favor de Odebrecht se repite en el consorcio Tren Eléctrico. Foto: Revista Piaui.