EMPRESARIO SHAVIT SE REUNIÓ CON CAMARGO CORREA ANTES DE CONTACTAR A ODEBRECHT

Investigado junto al gobernador regional Félix Moreno por tráfico de influencias y lavado de activos afirma que sostuvo encuentros con otra constructora brasileña, sindicada de pagar sobornos a exfuncionarios peruanos

Por Óscar Libón
Publicado el 10 de abril de 2017

El gobernador regional Félix Moreno fue recluido esta tarde en el penal Piedras Gordas, donde permanecerá hasta octubre de 2018, en acatamiento de la resolución judicial que ordena su prisión preventiva durante 18 meses por presuntamente haber negociado con Odebrecht el pago de sobornos por 4 millones de dólares a cambio de favorecer a la empresa brasileña con la adjudicación de la obra Costa Verde - Callao.

Uno de los elementos clave para que el juez Ricardo Manrique dictara la medida restrictiva fue el testimonio del empresario Gil Shavit, quien busca acogerse a la colaboración eficaz, ante el equipo fiscal que investiga el caso Lava Jato en el país.

Además de brindar su versión sobre los encuentros y tratos de Moreno con directivos de la referida constructora brasileña, Shavit manifestó que se reunió con representantes de otras dos empresas antes de contactar con Odebrecht, que le depositó 760 mil dólares mediante una sociedad offshore como parte del aparente acuerdo ilegal con la autoridad regional chalaca, acusado de tráfico de influencias y lavado de activos.

Según el acta de declaración de Gil Shavit —fechada el 5 de abril último—, a la que accedió Convoca.pe, se trata de la brasileña Camargo Correa y la española OHL.

"La primera compañía a la que busqué fue Camargo Correa. El representante con el cual conversé, no recuerdo su nombre, le gustó la idea y coincidimos que era un buen proyecto (...). La idea central era unir Lima y Callao por la playa (Chorrillos con La Punta), además de liberar el tráfico de la avenida Faucett, porque parte del proyecto era conectar el aeropuerto con la ciudad", dijo a la Fiscalía.

El empresario israelí añadió que con Camargo Correa incluso se hicieron estudios previos del proyecto de infraestructura, realizados por técnicos, ingenieros, arquitectos y de otras especialidades, "pero finalmente la relación con ellos no prosperó". Para sustentar su afirmación, Shavit entregó diez folios de una presentación impresa.

Esta firma brasileña es investigada en el Perú por haber transferido miles de dólares en supuestas coimas a cuentas bancarias del magnate israelí Josef Maiman, quien es sindicado como testaferro del expresidente Alejandro Toledo, en relación a la carretera Interoceánica Sur. Camargo Correa también figura en las pesquisas fiscales sobre presuntos pagos de sobornos en el caso de la planta de tratamiento de agua de Huachipa, durante el segundo gobierno de Alan García.

En otra parte de su testimonio, Gil Shavit indicó que —a finales de 2010— "toqué las puertas de OHL. Es más, firmé con ellos un 'compromiso de confidencialidad'. Sin embargo, la relación con ellos tampoco prosperó por la crisis española de esos años. La empresa no tenía fondos para una inversión de ese tipo".

Convoca.pe intentó recoger la versión de Camargo Correa, pero no hubo respuesta hasta el cierre de la presente edición.

En una audiencia judicial realizada hoy lunes, el juez Ricardo Manrique ordenó el impedimento de salida del país para Shavit por un plazo de 18 meses y que este pague 150 mil soles como garantía. El empresario israelí permaneció arrestado del 2 al 5 de abril pasado, día en que salió en libertad tras solicitar acogerse a la colaboración eficaz.

 

Esta investigación se realizó gracias al aporte del ciudadano a la campaña ConBoca 100 mil.