CUENTA REGRESIVA PARA EL LOTE 192

En cuatro días se cumple el plazo que dieron las comunidades del norte de Loreto para que el Ejecutivo responda sobre su pedido de consulta previa. En caso contrario, afirman que no permitirán la explotación petrolera.
Derrame ocurrido en Tambo en Lote 1AB (Loreto). Foto: Puinamudt.

Por Walter Dávila
Publicado el jueves 7 de setiembre de 2017
Actualización: 21 de setiembre de 2017

 

Hace 46 años que se inició la explotación de petróleo en el lote 192, al norte de la región Loreto, y cambió la vida de las comunidades cercanas a las cuencas de los ríos Tigre, Pastaza y Corrientes. Con el paso del tiempo, las consecuencias de la actividad extractiva fueron haciéndose notorias: derrames, ríos contaminados, así como enfermedades. Esto movilizó a los pobladores de la zona, que hoy luchan por una ley de consulta previa que pueda proteger sus derechos y el lugar donde viven.

Una nueva concesión del lote 192 por más de 30 años ha puesto de nuevo en alerta a las comunidades loretanas. Los pobladores exigen el reconocimiento del derecho de la consulta previa ante el inicio de nuevas negociaciones. En el Ministerio de Energía y Minas hay ‘cura de silencio’ y se indica que por el momento “no corresponde ningún tipo de consulta”, ya que supuestamente se realizó una cuando se firmó el contrato con la empresa canadiense Pacific Exploration & Production, hoy Frontera Energy.

La consulta previa referida por el Ministerio de Energía y Minas se efectuó en 2015 y fue  muy cuestionada por la mayoría de los pobladores, teniendo en cuenta que solo participaron cuatro de las 20 comunidades de la zona. Para Carlos Sandi Maynas, presidente de la Federación de las Comunidades nativas del Corrientes (FECONACO), el proceso fue fraudulento y hubo mala fe de parte del gobierno durante la gestión del entonces mandatario Ollanta Humala.

 

Las comunidades acusan al Ejecutivo de querer dividirlos y enfrentarlos. La consulta previa del 2015 fue un claro ejemplo, ya que se firmó un acuerdo donde no se tomó en  cuenta la  protección medioambiental, a pesar de que la contaminación está presente en sus ríos.  

El pasado 22 de agosto, los representantes de cada una de las cuencas se reunieron con representantes de los ministerios de Cultura y Energía y Minas. De acuerdo con su versión, ellos no están dispuestos a vivir de nuevo todo lo sucedido en más de 40 años de explotación petrolera. Exigen una consulta previa real donde se puedan discutir temas como la protección ambiental y los pueblos indígenas. Ellos plantean un verdadero interés del Estado por la mejora de su calidad de vida.

Las comunidades esperan que el Estado emita una respuesta el próximo lunes 11 y — señalan— que de esa manera demuestre el interés por el cumplimiento de los derechos de las comunidades otorgándoles la oportunidad de participar en una consulta previa verdadera, sin enfrentamientos, ni divisiones.


Alfonso López Tejada, presidente de Acodecospat. Foto: Puinamudt.

Los líderes de cada comunidad  sostienen que no están en contra de la explotación petrolera, pero lucharán por el cumplimiento de sus derechos y la protección del lugar donde viven. Si les niegan el derecho de la consulta previa, pues ellos también negarán el petróleo sea extraído, aseguraron.

El lote 192 contiene 12 campos de producción y 112 pozos activos. La mayoría de ellos se encuentran en la cuenca del Corrientes.

Según la OEFA (Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambientas), existen 2,014 pasivos ambientales.

 

 

Fecha de actualización: 21 de setiembre de 2017

El 11 de septiembre último venció el plazo que las comunidades de las cuencas de los ríos Corrientes, Marañón, Pastaza, Tigre dio al gobierno para que respondiera a sus exigencias de respeto al derecho de consulta previa. 

El martes pasado, las comunidades de la cuenca del río Corrientes tomaron parte de las instalaciones de la empresa Pacific Exploration & Production, hoy Frontera Energy, que extrae el petróleo del Lote 192. Y mañana las comunidades de la cuenca del río Tigre realizarán la misma medida de protesta en las instalaciones del referido lote que cruzan su territorio. Según Emerson Sandi Tapuy, presidente  dé las Comunidades Nativas del Alto Tigre (FECONAT), este acto de fuerza se da porque hasta el momento no hay ninguna respuesta "clara" del gobierno.

Hasta el momento las comunidades solo han recibido una carta de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) que plantea un posible diálogo en la ciudad de Iquitos, algo que las comunidades rechazan. Parte de sus demandas es que las autoridades visiten sus tierras y constaten el impacto negativo que ha tenido la extracción petrolera en el lugar.